Blog

Análisis de Driver: San Francisco

Análisis de Driver: San Francisco

by added on 9 septiembre 2011, 1 comentario , posted in Análisis, Conducción, Consolas, Genero, Xbox 360
1

La famosa saga de conducción, acción y aventuras ha llegado a la nueva generación con el subtítulo San Francisco, así que prepárate para recorrer esta famosa ciudad a bordo de los mejores vehículos y cumpliendo toda clase de misiones que requieren un dominio extremo del volante.

Disponible en Xbox 360, PC, Nintendo Wii y PS3, la resurrección de Driver pensada por Ubisoft después de lo que supusieron dos títulos muy diferentes entre sí como Driver 76 y Parallel Lines. Ahora buscará hacerse un lugar entre los fanáticos de la serie a base de acción desenfrenada a bordo de bólidos de toda clase, así que ajusta tu cinturón y vamos a analizar los puntos fuertes del nuevo Driver.

Antes de analizar la trama tenemos que mencionar que nada más empezar se percibe el cambio de época. Abandonando la estética de los años 70, Driver: San Francisco nos lleva nuevamente a un escenario más contemporáneo, rescatando al personaje de John Tanner como héroe y a Jericho como villano principal.

Argumento

La lucha contra el crimen de John Tanner vuelve a enfrentarlo una vez más con el despiadado Charles Jericho. Desde los primeros compases la aventura es rápida y sorprendente. El criminal está siendo llevado en un blindado pero planea cuidadosamente su fuga y a los pocos minutos estamos en la primera persecución, donde nos acercaremos al estilo de manejo de los autos en Driver que logra efectividad y sencillez, algo que hará muy divertidas las carreras por la ciudad.

La historia tiene un giro inesperado cuando una accidente pone en coma a Tanner y al despertar le permite algunas habilidades paranormales que hacen a la jugabilidad.

Así que combinando elementos de ciencia ficción y un realismo increíble en materia de ambientación y vehículos, Driver. San Francisco nos reta a enfrentar al crimen a bordo de toda clase de autos.

Jugabilidad

El sistema Shift permitirá a John salir de su cuerpo y tomar posesión de otro cercano con solo pulsar un botón. Solamente se puede utilizar para poseer a otros conductores así que lo que prima en Driver: San Francisco es la velocidad y la conducción constante, eliminando cualquier momento de recorrido a pie por la ciudad como pasaba en entregas anteriores.

La conducción es la parte principal del juego, pero también hay que ser estratégicos al usar el sistema Shift ya que por un breve instante estaremos en una vista cenital que nos habilita a seleccionar nuestro próximo auto y en muchas ocasiones para atrapar a un enemigo o cumplir una misión tendremos que ser muy precisos a la hora de saltar de un auto a otro.

Solo con las misiones primarias, el juego ofrece casi 10 horas de diversión, y por supuesto que después podemos explorar la ciudad y cumplir cientos de misiones secundarias. Conocer más a fondo la ciudad, manejar distintos autos y seguir practicando con el sistema Shift que se vuelve adictivo en poco tiempo.

La conducción es muy sencilla, recordando a los viejos arcades donde lo más importante es apretar el acelerador y conocer bien nuestro vehículo para tener en cuenta la aceleración, fuerza y capacidad de freno, pero no ofrece dificultades con un poco de práctica. La variedad de coches para elegir le da fuerza al entorno pero salvo algunos puntos específicos, no hay diferencia entre manejar un vehículo u otro.

Pese a que algunos puedan pensar que esto resta, lo cierto es que habilita a pensar en Driver: San Francisco como un juego accesible y divertido desde el primer momento, y con tantos simuladores de conducción buenos y específicos, la variedad y el ritmo acelerado de Driver se agradecen.

El modo libre permite recorrer a gusto la recreación de la ciudad de San Francisco y después están las recompensas por ir cumpliendo los distintos objetivos secundarios. Los puntos se usan para mejorar habilidades y destrezas específicas que podremos realizar a bordo de los autos. Puede ser una barra de turbo o fuerza para chocar y destruir otros autos.

A lo largo del juego las diferentes misiones requerirán de este tipo de artimañas así que es una buena elección recorrer la ciudad e ir ganando habilidades. Otro punto interesante son las maniobras de riesgo, y el juego se encarga de premiarnos por nuestra conducción extrema. Desde roces hasta adelantamientos temerarios, todo sirve para mejorar nuestro rendimiento y vivir las carreras más intensas en el centro de la ciudad.

Aspecto gráfico

La ciudad es excelente, y a eso le sumamos un diseño de autos muy realista y entretenido y obtenemos una gran obra pensada para revitalizar la saga Driver.

Colorido, veloz, llamativo y muy correcto desde lo técnico, sin llegar a ser un simulador consigue mantenernos absortos en la aventura durante horas.

Aspecto sonoro

Buena elección de melodías, sin llegar a ser una gran banda sonora, tiene buenas actuaciones de voz y sonidos muy bien capturados.

Conclusión

Driver: San Francisco es el regreso por la puerta grande de una saga de conducción que por un tiempo se quiso comparar con Grand Theft Auto pero después obtuvo sus propias características. Una historia ligera, conducción y velocidad por sobre exploración abierta, y muchas misiones para cumplir a bordo de toda clase de vehículos.

Recorre la ciudad de San Francisco en una recreación excelente y utiliza tus habilidades sobrenaturales para derrotar al imperio del crimen de Charles Jericho.

Videos

Driver San Francisco | trailer E3 Ubisoft.

Driver San Francisco – Trailer de lanzamiento.

Driver san francisco multiplayer | multijugador.

Galería

 

Compartir

    1 Comment On This Topic


    1. Videojuegos 30 noviembre 2011 a las 10:35 am
      Sin duda uno de los mejores simuladores de coches que he probado!
      Me encantaron los gráficos y el estruendo sonoro de los coches!

      un saludoo!

      Responder

    Leave a Reply