Blog

Análisis de All Zombies Must Die!

Análisis de All Zombies Must Die!

by added on 31 enero 2012, No hay comentarios , posted in Análisis, Consolas, Xbox 360
0

Una singular combinación de elementos de rol y aventuras, el juego vuelve a llevarnos a un mundo plagado de criaturas no-muertas, algo que se está haciendo bastante recurrente en series, películas y videojuegos.

Esta reciente fiebre por los zombis, comparable con lo que en cine y libros fue la fiebre de los vampiros adolescentes y enamorados, ha generado que tengamos que lidiar con muchos juegos que a veces no presentan las suficientes innovaciones para mantenerse en la cima, y algo así sucede con el resultado final de All Zombies Must Die!

Las primeras partidas son divertidas, sangrientas y variadas, pero después de un rato de haber probado sus mecánicas innovadoras, sentiremos que el juego se queda corto y no aporta nada nuevo. Y cuando empieza a suceder eso es porque queremos cambiar de juego.

Argumento

Un brillante comienzo da pie, después de poco más de una hora, a una caída estrepitosa en la concepción del juego y nos lleva a cumplir toda clase de tediosas y repetitivas misiones donde nuestros personajes han perdido todo su carisma y se transforman en repeticiones y sombras de los primeros compases de la aventura.

La ciudad está siendo invadida por criaturas no-muertas, es lo único que necesitamos saber para avanzar por las calles destruidas, solos o acompañados por hasta 3 amigos. Nada más se explica de una historia que empieza con divertidos diseños de personajes estilo dibujo animado pero pronto se pierde en una matanza sin sentido de hordas interminables de zombies.

All Zombies Must Die! es un juego de arcade de acción típico de los años 90, pero con algunos retoques gráficos, pero eso no alcanza.

Jugabilidad

Los elementos indispensables para asegurar una jugabilidad divertida están presentes: muchas armas de fuego, distintos objetos pesados para utilizar de forma auxiliar, poderes especiales y hasta un sistema de recolección de objetos verdaderamente atractivo para crear escudos, armaduras y armas nuevas.

El equipo desarrollador de DoubleSix da forma con sorpresas en la mecánica de juego a un título que pierde toda su chispa después de unas horas ya que todo se vuelve repetitivo. Las misiones son muy monótonas y pronto estaremos deseando que se acaben antes que volver a recorrer los mismos caminos y sin alicientes.

La profundidad de juego está en pequeños aspectos, como la progresión de personajes y el sistema de aprendizaje de habilidades, pero el desarrollo de la acción le quita espíritu a la propuesta y pronto estaremos deseando que se acabe antes que seguir hasta el final del escenario.

Al principio, por el estilo gráfico y la dinámica, es divertido asesinar zombis con una katana o una motosierra, y ver sus brazos y piernas diseminados por el escenario y manchando de sangre las piedras. Pero es algo que ya se ha visto, y poco después de un rato ya aburre.

Allí es donde falla All Zombies Must Die!, no ofrece una jugabilidad constante y concreta, sino que se abandona a sí mismo a los clichés del género y a un sistema de misiones aburrido y mal desarrollado, que presenta variaciones muy leves y siempre nos reta a cumplir los mismos objetivos.

El mejor sistema que se rescata del juego es el de los botines que dejan los zombis. Allí encontraremos diferentes objetos especiales que se pueden usar para modificar las armas y armaduras de cada personaje. El problema está en que para conseguir los objetos te piden cosas tan absurdas como: conseguir tres hamburguesas, y en más de una ocasión.

El modo de juego cooperativo local, a través de Xbox 360, es quizás lo más divertido, pero también hay puntos negativos ya que el juego no soporta partidas a través de Internet. Quizás eso hubiera ayudado a una mejor apreciación. Mejorar a los compañeros es una opción pero pronto nos limitaremos a modificar algún arma, o su velocidad o potencia de ataque, nada demasiado profundo. Una propuesta tibia que también ya ha sido aplicada en otros juegos.

All Zombies Must Die! podría haber sido un juego arcade de acción mucho más detallado, pero el resultado final desmerece algunas buenas ideas que aparecen principalmente al principio de la propuesta.

Aspecto gráfico

La cámara a veces queda tapada por objetos, eso es imperdonable en un juego donde te atacan hordas interminables de zombis. El estilo artístico está muy cuidado y utiliza de forma brillante el Unreal Engine 3, pero algunos problemas de diseño juegan en contra de la apuesta en su totalidad.

Aspecto sonoro

Las melodías y los sonidos de armas, gritos y explosiones no son muy recomendables. Están a un nivel intermedio. Quizás es porque hay muchos juegos de zombis actualmente o porque el trabajo fue pensado y desarrollado a gran velocidad, pero lo cierto es que All Zombies Must Die! se ve como un sucesor espiritual fallido de Burn Zombie Burn! (de la misma compañía) que solo buscaba aprovechar el tirón de los zombies.

Conclusión

Recomendable, pero no demasiado. Un juego dinámico y lleno de acción, pero repetitivo y carente de ideas. Algunos elementos llamativos se vuelven repetitivos muy rápido y las misiones son lo más parecido a los episodios de relleno en una serie de televisión.

No pasa nada, no cambia nada y pronto querrás estar viendo otra cosa para no perder el tiempo. Igual, jugando con amigos puede ser entretenido. Tampoco exige demasiado, simplemente sentarse a disparar y matar zombis.

Videos

All Zombies Must Die.

All Zombies Must Die – Gameplay.



All Zombies Must Die Gameplay Trailer.

Galería

Compartir

    Leave a Reply